Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Fresno de flor. Freixe de flor. (Fraxinus ornus)

El fresno de flor es un árbol originario  del Sur de Europa y del suroeste Asia.  Se le llama también "fresno del maná", "fresno de olor", "orno"... como ya veremos. Es un árbol muy presente en numerosos jardines y parques de toda Europa, ya desde antes de 1.700


Se trata de un árbol caducifolio de no gran tamaño: 12 ó 15 metros de alto, como máximo. Su tronco puede llegar en ocasiones a un metro de diámetro



Es un árbol de amplia copa y, de ordinario, densa. Tendente a un porte esférico




Este fresno de flor está situado en Barcelona, en un parque de Montjuich. Lo vemos ahora desde otro ángulo:






En el sur de Italia y Sicilia se cultiva para obtener de su tronco un liquido estimado por sus propiedades de medicina popular: líquido denominado "maná"; de ahí uno de los apelativos del árbol: "fresno del maná"




El tronco que es derecho, recto, posee una corteza gris, tendiendo a pardo-amarillenta. 





Es una corteza lisa, incluso en ejemplares muy adultos. Aquí lo vemos:






Las hojas, como en todos los fresnos, son compuestas imparipinnadas.





Son hojas de color verde-mate por el haz y verde más pálido en el envés.  


Se distribuyen en forma opuesta en las ramillas. Son compuestas, de 5 a 9 folíolos, de hasta 8 centímetros de longitud. Foliolos lanceolados u ovato-lanceolados. El folíolo terminal es semejante a los laterales.


De ordinario son folíolos agudos hacia su extremo; y algo redondeados en su base A veces con el borde ligeramente aserrado. 
No obstante, caben notables variaciones en el tamaño y forma de los folíolos. Las de la anterior fotografía son de nuestro ejemplar de Montjuich.

Pero vemos ahora parte del tronco y un conjunto de hojas de otro fresno de flor, situado éste en el jardín de la Universidad de Barcelona: comprobamos que, sobre el mismo "patrón" son folíolos bien diversos de los anteriores.


La siguiente fotografía añade a las hojas una yema. Podéis verla en el centro, un poco a la derecha. De color gris-amarillento.


Mucho mejor se ve esta yema. Son yemas "de invierno"; se comparan con la "mitra" de un obispo: en efecto se parecen a ellas.


Las yemas son de color gris o gris amarillento, color diverso, pues, del de las yemas de los Fráxinus excelsior, fresnos de hoja grande  con yemas de color negro, y del de las yemas del Fraxinus angustifolia, fresnos de hoja pequeña con yemas de color pardo

La floración de estos fresnos es muy característica: surgen las flores en densos panículos de entre 10 y 20 centímetros de largo  al final de la primavera, cuando aparecen también las nuevas hojas.


Son flores de color blanco o crema, pequeñas: de 4 pétalos de unos 5  o 6 milímetros, muy juntas, amazacotadas. Esos panículos son muy vistosos y espectaculares; aparecen o en el término  de ramillas, o en axilas. Aquí vemos una de esas inflorescencias axilares 


Son flores muy olorosas. De ahí ese otro nombre de estos fresnos: "fresnos de olor" : 

Aquí otro conjunto de flores de un fresno: bien blancas éstas.


Flores que aún ampliando la fotografía continúan resultando poco definidas: lo notable y vistoso es su conjunto, las inflorescencias en panículo:


Otra visión de nuestro árbol del Botánico


El nombre "orno" procede, al parecer, de que estos fresnos se cultivaban en lugares montañosos: "orno" es un término latino que se aplica a las montañas...: sería un fresno de las montañas...  

1 comentario:

  1. Es muy interesante conocer este árbol que creo haber visto en más de una ocasión.
    Gracias por ola información, Pedro y por las buenas fotos que siempre haces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar