Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 12 de marzo de 2011

Chopo. Pollancre. (Populus nigra)

El chopo o álamo negro, pollancre en catalán, es un clásico árbol de ribera. Con frecuencia está también  situado al borde de carreteras y caminos: el de esta fotografía está en la carretera de Ribes de Freser a Queralbs.  
Suele acompañar a los álamos blancos, a los alisos, a los sauces, en las proximidades de los ríos y acequias.



Es un árbol de crecimiento rápido que puede alcanzar hasta los 20 ó 25 metros de altura.


Se dedica fundamentalmente a la fabricación de celulosa.


También se utiliza como árbol ornamental en pueblos y ciudades 


Éste está situado también cerca de Queralbs

El tronco es recto, sólido y robusto. Las ramas, fuertes y dirigidas hacia arriba, configuran una copa en forma de huso; esto se da sobre todo en los chopos de la variedad itálica (chopos de Lombardía), cuyas ramas, que se acercan al tronco, producen una copa elíptica estrecha y esbelta.




Las hojas, triangulares o romboidales, miden entre 4 y 10 centímetros. Su peciolo, largo, les permite bastante movilidad . En su haz son verdes brillantes; en el envés más pálidas.


Son hojas dentadas que se diponen en forma alterna sobre las ramas



Antonio Machado, en su poesía a "Las encinas" se refiere a los chopos con los siguientes versos:


Los chopos son la ribera, / liras de la primavera, /
cerca del agua que fluye, / pasa y huye, / viva o lenta, /
que se emboca turbulenta / o en remanso se dilata. /
En su eterno escalofrío / copian del agua del río /las vivas ondas de plata.

     Pero ademas de los chopos campestres, de la ribera, están los urbanos...

Los chopos lombardos son muy utilizados en jardines, parques y avenidas. Vemos una serie de ellos situados en un parquecillo próximo a la calle Manuel Girona, de Barcelona:

Otro de los chopos de la calle Manuel Girona:

El tronco es bien similar al que hemos visto en los chopos de montaña. Es un tronco con corteza grisacea, lisa al principio y agrietada con el paso de los años

Vemos también sus hojas, mayoritariamente triangulares



Las infrutescencias, constituidas por numerosos frutos, del tipo cápsula, lampiños, de color verde, se apelotonan en los chopos en la primavera avanzada...


Las vemos ahora más de cerca...


Luego, esos frutos se abren y liberan numerosas y pequeñas semillas dotadas de un penacho de pelos blancos, que aquí vemos

Son árboles de hoja caduca: en invierno, sin hojas, conservan la belleza que les da su esbeltez. 


















Acabamos viendo un par de grandes chopos, ubicados en la Vall de Ribes, cerca de la Casanova; debajo de Fustanyà. Ciertamente no son de la variedad itálica sino propios del pais: son chopos de amplia copa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada