Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Cedro del Himalaya. Cedre. (Cedrus deodora)


El cedro del Himalaya es el rey de los cedros: el más alto y señorial. Es un noble árbol que supera en ocasiones los 50 metros de altura. Aquí tenemos varios del jardín de Pedralbes en Barcelona







El de la foto de la derecha está en Madrid, en el Real Jardín Botánico.








Vemos ahora su recio tronco, recto, con una corteza gris oscura, muy agrietada. Las ramas tienden a disponerse en "pisos"..














En ocasiones se le conoce como "cedro llorón" a consecuencia de que sus ramas secundarias son colgantes.









Vemos el mismo cedro desde el ángulo opuesto. Se trata de árboles de porte cónico o piramidal. No obstante, su cúpula está truncada muy frecuentemente.





Este conjunto de cedros que aportamos, embellece los jardines de Joan Brossa en la ladera de Montjuich; tiene un cierto aire de animal prehistórico:




Son árboles de origen asiático. En la cercanía del Himalaya se encontraron cedros de 75 metros y más, tremendamente 
longevos. 

Su bello porte facilitó su "importación" a toda Europa. 

Aquí, a la izquierda, vemos un cedro romano, en los parques de Saxa Rubra. 

Ciertamente en él queda clara la oportunidad de calificarlos como "llorones"·




Aparece ahora otro magnífico cedro, situado también en Barcelona, en la Torre Castañer, junto al Paseo de San Gervasio.



Su porte es poco común, a consecuencia de las peculiares podas a que se le ha sometido: da una impresión de gran fuerza..., especialmente la parte baja de su tronco.

Vemos que se trata más bien de varios cedros muy juntos y quizás con raices comunes. Es un árbol catalogado y protegido por el Ayuntamiento de Barcelona:





Más discreto y más tradicional es este otro cedro "deodora" plantado en Can Borni, en la falda del Tibidabo. 



Delante, a su derecha, cerca, hay otro árbol, más pequeño, que dificulta algo la visión del nuestro; se trata de un enebro; el tronco de nuestro cedro es el de la izquierda de los que vemos



Las hojas de estos cedros son más largas que las de sus "primos" del Líbano y del Atlas

Son también más flexibles. Son hojas perennes que, de ordinario, se agrupan en pincelillos: 

Efectivamente, vemos cómo las hojas de este humilde cedro de Can Borni, se asocian en forma de pequeños pinceles: surgen de una muy corta ramita denominada "blaquiblasto"

Los frutos del cedro del Himalaya son similares a los de los otros cedros: aqui vemos una de sus características "piñas" Son como tonelillos, pardos:

 Al madurar, las piñas van dejando libres sus semillas pero se mantiene el eje central de la piña, del "tonelillo"; solo ese eje: aquí lo podremos ver a la izquierda de la foto:


Las "flores" masculinas, más bien, los conos masculinos, numerosísimos, se sitúan, erectos, cilíndricos, sobre las ramillas. Son de color verde amarillento, que pasa al ocre-marronáceo al madurar. Ahora vemos un buen grupo de ellos; miden hasta 6 u 8 centímetros de largo; a veces se curvan:


Y, en efecto, ahora contemplamos algunos de ellos ya maduros, cargados de polen; polen que dejarán libre, desapareciendo los conos, vacíos, arrastrados por el viento: 


Los conos femeninos, las inflorescencias femeninas, son menos numerosas, más pequeñas (unos 2 centímetros):


Normalmente son de color verde claro, glauco, a veces un poco purpureas; éstas nuestras son verdes-glaucas:



Aquí podríamos haber acabado esta "entrada" pero hemos preferido         continuar, ¡para investigar!:                                                          Las "guías" suelen decir que esos conos femeninos puden adquirir un tono ligeramente azulado-     purpureo.                                                             Pues bien: en este precioso "deodora" del "Maresme" hemos encontrado unos elementos que parecen ser conos femeninos, pero que no son ligeramente azulado-purpúreos sino absoluta y espectacularmente azules. Helos aquí:                                       

Y sucede que, en este magnífico ejemplar situado en la Plaza de Pio XII, de Barcelona, hemos encontrado un cono -pensamos que femenino- que parece estar abriendose para dar lugar a una piña: 


Ciertamente la estructura de sus escamas y su color azulado manifiesta claramente que no es un cono masculino:


Y el tema pendiente de investigación es confirmar esta tesis: ¿es una inflorescencia femenina que evoluciona, pasando a ser un cono o piñita tan azul como los que acabamos de ver... para llegar a ser una hermosa piña?. Informaremos más adelante...



 Pues sí: ya es más adelante. Pensamos que en efecto la inflorescencia femenina que antes hemos visto; y que volvemos a contemplar... :



                                                                                                                         ... evoluciona para dar lugar a una mini-piña de color azul como las antes vistas: vemos una nueva

                                                                                                                                                                                                 Una mini-piña que va creciendo, como aquí vislumbranos
 Y luego se va volviendo parda, según hemos observado en el cedro de la plaza de Pio XII, que reproducimos:


Y aquí tenemos el resultado de esa evolución: una piña mayor que ha perdido prácticamente su inicial tono azul:


Por último vemos ya casi madura la piña definitiva.


Lamentamos haber ampliado tanto esta entrada del Cedro Deodora; esperamos no haberos cansado y que, además, nuestro análisis sea el correcto.

Por cierto, si queréis ver más cedros deodora, aún podéis hacerlo fácilmente: en este blog hay una entrada de ampliación. Para pasar a ella clicad aquí

4 comentarios:

  1. me gustaria saber como germinar semillas de cedro del himalalla y que de resultado porque no consigo germinar ninguna semilla

    ResponderEliminar
  2. A QUE PUEDE DEBERSE QUE UN CEDRO DE UNOS 22 AÑOS DE EDAD POR PRIMERA VEZ ESTE VERANO DESPRENDA GRAN CANTIDAD DE LIQUIDO POR SUS HOJAS, SUPUESTAMENTE SAVIA,ES ESTO NORMAL?

    ResponderEliminar
  3. Podrías Ud. decirnos donde se encuentra la casa que aparece en la foto? Quizá sea posible programar un paseo para ir a conocer tan hermoso lugar.
    Gracias
    Adrian Camacaro

    ResponderEliminar
  4. Hola . Por favor , ¿Hay alguien aquí que me conozca algún vivero o empresa que se dedique a vender árboles como éste , dado que vivo en Canarias , hay paginas (1 francesa y 3 peninsulares) que lo tienen pero no lo envían a Canarias o no lo tienen como las 3 peninsulares . POR FAVOR , ¿ALGUIEN ME PUEDE AYUDAR A QUE PUEDA COMPRARLO Y ME LO PUEDAN ENVIAR A CANARIAS? . Gracias

    ResponderEliminar