Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Tilo de hoja pequeña. (Tilia cordata)

Ese tilo, "tell de fulla petita", en catalán, es un árbol de gran porte, caducifolio, que puede llegar a unos 20 ó 25 metros de altura. El que fotografiamos es un tilo excepcional. Es el más bello tilo del jardín
del palacio de Lindenhof -patio o "masia" de tilos, en aleman-, palacete construido por el excéntrico rey Luis II de Baviera, palacio rococó, barroco, recargado..., lleno de obras de arte.










Desde el ángulo opuesto, vemos el palacio abajo, detras del tilo. El árbol es inmenso pero la foto es engañosa: el palacio no es tan pequeño como parece: está lejos...




Efectivamente, el palacio está lejos: vemos ahora el árbol desde su puerta...










En cualquier caso, es un gran tilo: son árboles de poderoso tronco y de recias ramas ascendentes. Los vemos:

Y ahora contemplamos la base del tronco. Ciertamente poderosa; protegida por una rejilla... La corteza de los tilos suele ser más bien lisa, de color gris oscuro, pero la de este ejemplar, "ancianísimo", se sale de lo normal...



He aqui otro gran "tilia cordata", apellido que procede de la forma de corazón de sus hojas. Se encuentra éste en Ettal, también en Baviera, junta a la tapia de su famoso monasterio. Es otro gran árbol
Un tercer tilo de hoja pequeña bávaro es este, situado junto a una carretera secundaria a la salida de Ettal: es un árbol más normal, de tamaño, digamos, mediterráneo, más humano...






Su tronco se adapta mejor a lo previsto: recio, recto, con una corteza más bien lisa, grisacea







Las hojas -éstas corresponden al tilo del monasterio de Ettal- miden unos 6 centímetros de longitud por 4 de anchura. Son de un fuerte color verde por el haz y más claras por el envés...:





Vemos que el gran tronco de ese árbol es bien rugoso: señal de notable edad. Estos tilos pueden superar los 400 años de vida; quizás el de Lindenhof sea uno se esos tan longevos...



Ciertamente las hojas tienen forma de corazón. Sus bordes son aserrados:




Las yemas son glabras -o sea, lampiñas, sin pelo- y están recubiertas por dos escamas.    





Los frutos penden, en grupos de 3, 4 ó 5, de una especie de hoja -que no es hoja- denominada "bráctea". Son esféricos y en ellos no se ponen de manifiesto las cinco "costillas" características de los tilos de hoja grande.



En España esos tilos se dan exclusivamente en la cornisa cantábrica y en el Pirineo. Puede no resultar fácil distinguir entre las diversas especies de tilos... 


Este tilo está situado en el patio delantero de la hospedería aneja a la ermita de la Mare de Deu de Mogrony, en Gombren, en el Prepirineo catalán. Pensamos  que es un "tilia cordata" (Ver Nota 3)
Sus hojas son del tamaño y forma de las vistas arriba... 




También sus frutos son los propios de los tilos de hoja pequeña; en este caso se distinguen con claridad las brácteas. Ellas y las flores que preceden a los frutos son las que se recolectan para elaborar la infusión sedante conocida como "tila". 

1 comentario: