Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Haya. Faig. (Fagus sylvatica)


El Haya, Faig en catalán, es un árbol caducifolio, de los más bellos de nuestro pais; es vigoroso; puede llegar a alcanzar los 35 ó 40 metros de altura. Éste se encuentra en la vertiente norte del Taga, cerca de Ribes de Fresser. Es una fotografía tomada en verano.








Es espectacular, famosa, la coloración otoñal de estos árboles y sus bosques... Vemos aquí el hayedo de la subida al Matagalls, en el Montseny, cerca de Barcelona.






Las hojas son sencillas, ovales o elípticas, con margen entero o ligeramente dentado; con frecuencia, sinuoso. A veces se alargan hasta unos 7 ú 8 centímetros. 


  Son de un precioso color verde en primavera y verano...: vemos otro grupo de hojas. Se disponen en planos horizontales, para captar la mayor cantidad posible de luz...


Las yemas son cónicas, estrechas, de un original color, más o menos pardo:



Los frutos están rodeados por una cáscara ("cúpula", la llaman los expertos...) leñosa con largas espinas, no punzantes:



Vemos otro de esos conjuntos de frutos





Al final del verano esas "cúpulas" que encierran los frutos, los "hayucos", se abren dejándolos caer:




Esas "cúpulas" se abren en cuatro valvas. 


Los hayucos son comestibles, aunque amargos. Se utilizan como alimento del ganado de cerda y para elaborar aceites.


A principios del Otoño, cuando las hayas y otros árboles de hoja caduca empiezan a "amarillear" los paseos por sus bosques, como este en el ascenso hacia en Matagalls, resultan deliciosos...


Las hayas tienen una copa ovalada, amplia. Sus ramas en la parte baja del árbol se disponen horizontalmente evitando el paso de la luz: su sotobosque resulta pues muy pobre. La foto siguiente corresponde a principios del otoño; es un haya de la vertiente norte del Montseny:

En efecto, vemos cómo las ramas bajas se extienden paralelamente al suelo dificultando la vida de arbustos: se suele decir que el haya es un árbol "intolerante"







El tronco es recio, recto. Dispone de una corteza gris clara, lisa. El crecimiento del haya es lento, al principio; luego se acelera: puede llegar a vivir unos 300 años.
En Coll Pregón, camino del Matagalls, al borde de un precioso claro del hayedo, se encuentra esta otra haya:


Los hayedos son siempre bosques muy atractivos; con coloridos que varían del  verde claro al amarillo. He aqui uno de esos bosques en verano:


Más adelante, las hojas se tornan doradas y dan al hayedo un colorido excepcional; estas son las hojas 


Y este el hayedo, a media tarde de un día soleado de Octubre

El mismo día 12 de octubre, las hayas de la cresta del Matagalls tenían este aspecto otoñal


Las hojas terminan de caer al final del otoño y dan paso al aspecto invernal del bosque de hayas:

Las hojas muertas tapizan en invierno, y de hecho durante todo el año, el suelo del hayedo...
Incluimos ahora unas fotos peculiares: se trata de unas hojas atacadas, al parecer, por un insecto -una especie de avispa- que incrusta un huevo en la hoja: ésta "se defiende" generando una dura cápsula -que pasa del blanco al rojo- que envuelve la oruga de la avispa y evita que dañe la hoja. Sucede esto, por ejemplo, en los Pre-Alpes Bávaros (ver Nota nº 3.)

En otoño, al caer la hoja, el proceso vital del insecto continúa dando lugar a la nueva avispa. Ahora vemos otra fotografía de hojas "infectadas":


Esas dos fotos corresponden a hayas de un bosquecillo de la Baja Baviera con el que concluimos esta entrada. Es un hayedo situado en Ettal, cerca de Garmisch-Partenkirchen:



4 comentarios:

  1. mágicas las hayas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente: mágicas y, como dicen los aragoneses "majas, majicas". Un cordial saludo

      Eliminar
  2. Hola, soy Joan Canal, el falso anónimo. He empezado a hacer comentarios en la página del majuelo, o arç blanc, aunque mi árbol preferido sea la haya. Hay tres zonas importantes en Catalunya en lo que a hayas se refiere. La más valiosa, en la Vall d'Aran. La mayor, entre las comarcas del Ripollès, Osona i la Garrotxa. La más visitada, supongo, es la de la vertiente norte del Montseny, por su proximidad a Barcelona, aunque debas cruzar todo el macizo para poder llegar hasta ella, viniendo de la capital. La verdad es que la visión del Montseny desde el eje transversal es espectacular, con ese gran hayedo tapizando la enorme ladera norte de la Montaña. Sin embargo, la zona que yo conozco mejor es la mayor, la segunda, la que comparten mis tres comarcas preferidas de Cataluña. Y sobre todo, la parte de Osona, la del norte de la comarca, una sucesión de bosques de hayas que empieza en el municipio de Tavertet, se desparrama en los de Rupit i Cantonigros (Santa Maria de Corcó, oficialmente, aunque los cantonigrossencs pretendan la independencia), y rivalizan en belleza con los bosques de Sant Pere de Torelló (donde está la Grevolosa, y el Forat Micó, seguramente los hayedos mas sorprendentes del país) y el gran hayedal de Vidrà, que se extiende por todo el municipio convirtiéndolo en el más cantábrico (por decirlo de alguna manera) de toda Catalunya, y del que sorprendentemente se encuentran poquísimas fotos en internet, a pesar de ser una de las comarcas (el Vidranés) o subcomarcas más bellas del mundo. Ahí queda eso.

    ResponderEliminar
  3. Hola, mi nombre es Ruth. ¿Alguien conoce algún Fagus sylvatica Atropurpurea en Barcelona? Lo necesito para hacer unas fotos, gracias!

    ResponderEliminar