Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 8 de abril de 2017

Araucaria Columnar. Pino de Cook. (Araucaria columnaris)




La araucaria columnar,
también llamada "Pino de Cook", pues fue el explorador inglés, Capitán Cook, quien la descubrió, es una conífera perteneciente a la familia de las "araucarias"; endémica de Nueva Caledonia. 

Puede llegar a unos 50 ó 60 metros de altura 

Este precioso ejemplar está situado en un mini-jardín que da entrada a una prestigiosa clínica de Barcelona, Clínica de la Sagrada Familia.

Por su similitud con la "araucaría heterofila" en muchas ocasiones se confundieron ambas especies. Pero un estudio detallado resolvió la confusión: la de Cook es más compacta, menos "plumosa" que la de Norfolk (la heterófila). Aportamos fotografía de una "heterofila" que confirma esa diferencia:






En efecto, comprobamos que esta "araucaria heterófila", situada en el jardín de la residencia de ancianos "Santa María, Reina" de Barcelona es, en efecto, un árbol menos compacto, con ramas más largas. Resulta más "abierta", más ordenada" 
por pisos









Incluimos ahora otra visión de la araucaria de la Sagrada Familia, para que podáis valorar cómo, efectivamente, es un árbol más denso, menos ancho, que las heterófilas.   



Su porte se aproxima más a una columna cilíndrica, con las ramas laterales más cortas y no claramente estructuradas en pisos 

Otros elementos, distintos del porte, permiten distinguir entre ambas especies. Por ejemplo: la corteza del tronco de Cook se exfolia horizontalmente y es más gruesa que la de Norfolk; la de Norfolk se exfolia en placas más delgadas. Son bien distintas las semillas, similares, pero de muy diverso tamaño.


Pero, en realidad, la duda entre ambas especies no desaparece con facilidad. 

En efecto: este árbol de la derecha es un árbol protegido y calificado por el Ayuntamiento de Barcelona como "araucaria columnar". Y su porte no parece tan diferente del porte de los heterófila como cabía esperar. Está situado en el jardín de la Casa de Misericordia.

















Esta es la visión de ese árbol desde la calle d'Elisabets, en pleno casco antiguo de la ciudad. 





Las hojas jóvenes son triangulares o lanceoladas. Miden unos 10 o 12 milímetros. son más bien agudas:


Al pasar a hojas "adultas" adoptan la clásica forma de las hojas maduras de las araucarias: hojas ovadas, muy estrechas, de en torno a 6 milímetros de longitud, solapadas y proyectadas sobre la ramilla 







El tronco es erecto, recio, recto. 



De corteza marrón, muy rugosa. Como con escamas. Se desprende en tiras delgadas.



Este es el tronco del ejemplar de la clínica.












Y este es el tronco de la araucaria de la Casa de Misericordia.




Efectivamente es erecto, recio y recto.




La foto está tomada desde una ventana de un edificio próximo. 




Vemos ahora los "conos" (las "inflorescencias") masculinos, ya muy maduros. Son unos conos similares a los de las diversas especies de pinos.... Pertenecen al árbol de la clínica.


Más conos masculinos. Se ve asimismo muy bien la estructura de las hojas adultas y de las ramillas que las sustentan:


Los conos femeninos, en el mismo árbol (es una especie "monoica"), son menos numerosos y más anchos que los masculinos. Vemos uno de esos conos del árbol de la Clínica. Están formados por escamas anchas culminadas por una pequeña punta; son de forma globosa pero tienden a una forma elipsoidal. 


Ese cono que hemos visto es joven, de color verdoso; crecerá y dará lugar a un cono más maduro, de color pardo, con las escamas más marcadas. Ahora vemos uno de esos conos más maduros del árbol de la calle d'Elisabets





Otro de los conos femeninos del árbol de la Casa de la Misericordia. 


Y, debajo de él, un cono masculino más joven que los que antes hemos visto: queda más clara su forma "globoso-elíptica" 


Es un cono muy similar a los de la araucaria "cunninghamiana" que podemos ver en la entrada de esa araucaria en este blog.  

Volvemos al cono femenino del árbol de la clínica. Para centrarnos en ese pequeño y muy juvenil cono masculino que se situa debajo y a la izquierda del femenino.     


En esta entrada hemos visto, pues, conos masculinos desde su juventud hasta su madurez pasando por una fase intermedia. Lógicamente son elementos de diferentes épocas: el de la fase intermedia  está en el árbol de la calle d'Elisabets. Los otros dos, en el de la Clínica.

                                                                                                                                                                                                   Acabamos con una última visión de la parte alta de la araucaria columnar del jardincillo de la Clínica de la Sagrada Familia.




















Nota: Conviene tener en cuenta lo indicado en la Nota nº 3 sobre posibles errores...