Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 2 de julio de 2011

Sapindo de China. Sapindal. (Koelreuteria paniculata)

El sapindo de China, sapindal, es llamado popularmente "árbol de los farolitos": efectivamente, sus frutos son como pequeños farolillos, primero verdes y luego rojos...

Es una especie de origen oriental: China, Corea, Japón... incorporada a nuestras calles en fechas relativamente recientes.

Es un árbol de hoja caduca, se mediano tamaño: mide hasta 10 ó 12 metros. De ordinario es un árbol que no llama la atención: el anterior está situado, junto a otros, en la Via Augusta de Barcelona




Pero en primavera se adorna con llamativas flores amarillas..., que luego veremos.






De ordinario su tronco es recto y no se bifurca hasta cierta altura. En otras ocasiones, como en el árbol de la derecha, situado en Montjuich, las ramas surgen de más abajo.




En cualquier caso, la corteza es delgada, fisurada, de color castaño grisaceo...








Las hojas son compuestas, es decir, dotadas de numerosos "foliolos". Miden entre 30 y 50 centímetros. Son de color verde oscuro. Los foliolos son elípticos, acabados en punta, con bordes en sierra.







Las flores se agrupan en amplias inflorescencias en forma de panículos
colgantes.






Son flores muy pequeñas, de un centímetro de diámetro...

Son amarillas, excepto en la base de los pétalos, en que tienden al rojo









En ocasiones, como en ese árbol de Montjuich, la floración puede resultar espectacular y cubrir casi toda la copa

Vemos de nuevo, sus frutos: son como un farolillo de tres caras, de color verde-amarillo
Ahora podemos contemplarlos más de cerca:



Comprobamos que esos frutos siguen la misma distribución que tenían las flores que les han dado origen...: la distribución en "panículos colgantes" a que antes nos hemos referido








Son "farolillos" muy numerosos; que cubren casi toda la superficie del árbol -se trata del mismo arbol de Montjuich antes fotografiado-  y que lo hacen originálisimo.


Algunos farolillos se abren antes de tiempo y dejan ver las semillas que contienen, aún no suficientemente maduras...









Conforme pasa el verano, los farolillos van tornándose rojos: modifican el aspecto de todo el árbol:

Vemos también otro "sapindo" con sus farolillos rojos al final del verano: está situado en la esquina Avenida de Sarrià-Travesera de Les Corts. En Barcelona, claro. 


He aquí, algunos de esos frutos ya maduros.  Permanecerán en el árbol por mucho tiempo.
Otros frutos, más de cerca: éstos del árbol de Montjuich...

Y, por último, un  fruto bien maduro, con sus semillas a punto de desprenderse...

Terminamos mostrándoos un gran sapindal de un parquecillo de Sant Cugat del Vallés, en pleno mes  agosto: cuajado de "farolillos". Vale la pena una visita a ese jardin, por este sapindo y por bastantes otros ejemplares espléndidos de árboles de otras especies: el parque se encuentra delante de "Arxiu General de Cataluña", se llama "Parc de Can Gatxet"



No hay comentarios:

Publicar un comentario