Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 29 de octubre de 2011

Ciruelo. Prunera. (Prunus domestica)

El ciruelo, "prunera" en catalán, es un clásico entre nuestros árboles frutales. Es caducifolio, de no gran altura: 8 ó 10 metros como máximo... Es cultivado, podríamos decir, "industrialmente" -masivamente-, por sus excelentes frutos, con las consiguientes modificaciones de su porte. Pero éste es un árbol "natural"...:


Es un ciruelo clásico, rústico; no "industrializado". Está situado junto a un camino en "Vallcarquera", en la vertiente oeste   del Montseny.

Vemos un tronco recio, bravío, algo retorcido, con una corteza agrietada, gris, que al envejecer produce zonas ocres...





Sus frutos son las ciruelas. Las hay de diversos colores y tamaños ya que la fruticultura ha generado numerosas subespecies y variedades. Estas serían de las más clásicas de nuestros campos...; pero todavía no están maduras.



La Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de Figaró se preocupan de que los paseantes no esquilmen los frutos; y defienden a los "payeses"









  Vemos ahora un ciruelo más jóven y, probablemente, más sofisticado, aunque no mucho... Está plantado junta a la era de nuestra conocida masía de Can Patxau, en el Vallés, cerca de Barcelona


He aquí sus frutos, madurando desigualmente. Son frutos en "drupa", con preciosos colores...




Vemos también, de cerca, sus hojas: elípticas, de hasta 8 ó 9 centí-metros. Su color verde, más o menos oscuro según la variedad de que se trate. 





Hojas con márgenes ligeramente aserrados...

Estas son las hojas y frutos de otro ciruelo de CanPatxau, próximo al anterior pero de otra variedad...: Con sus hojas aserradas y sus frutos ya maduros: pero son frutos de otro color...


Y aquí las ciruelas de otro ciruelo, próximo éste a Canet d'Adri, en Girona, ciruelas también maduras... y de otro color: bien amarillas


Ese ciruelo de Canet es también un árbol clásico de nuestros campos: situado junto a un camino rústico... para alegrar un poco la primavera del "viandante". Helo aquí: 



El ciruelo es un árbol de origen euroasiático: de la zona caucásica. Fue importado a Occidente en época muy temprana y es cultivado en toda Europa...






Tenemos, por ejemplo, a la derecha, un ejemplar plantado en un patio del monasterio de Steingarden, en el sur de Baviera.            


Sus ciruelas, acabarán -pienso- siendo oscuras, negro-azuladas, pero a principios de agosto estaban todavía verdes, es decir: no maduras

La proximidad con ciruelos cultivados ha podido dar lugar a árboles espontáneos o a variedades degradadas. 

Pienso (ver Nota 3) que ese es el caso de este árbol situado en la falda de Collserola, cerca de la Escuela Judicial de Barcelona, árbol muy caótico, casi arbustivo, difícil de ver al estar rodeado de pinos, cedros, y otros árboles de mayor porte...:



Desenfocando la vegetación que lo rodea, veremos mejor nuestro árbol:



















Sus hojas animan a considerarlo una variedad de los ciruelos,


También, sus flores: blancas, con tonos azul-verdosos, 5 pétalos y multitud de estambres...


Sus frutos son pequeñas drupas, azules: similares a las que en el Alto Aragón llamábamos "cerollas"...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada