Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

jueves, 14 de julio de 2011

Ailanto. Árbol del cielo. Vernis del Japó. (Ailanthus altissima)


El ailanto, vernis del Japó en catalán, es una árbol caducifolio, originario de China, pero bien adaptado a nuestro pais.










Se ha plantado en parques y jardines, como este de La Maternidad, de Barcelona...





Este otro ejemplar está en la falda de Montjuich.


Es un árbol que puede llegar a una altura de unos 20 ó 25 metros. Su copa es poco densa, como podemos observar... 


Vemos ahora el tronco de ese ailanto, tronco recio, recto y con corteza grisácea con estrías verticales

Las flores son muy pequeñas; se agrupan en racimos. He aqui uno de esos grupos de flores:

  

En primavera los ailantos, tras la floración, se llenan de frutos, que forman grandes racimos; primero amarillo-verdosos, como intuimos  abajo en el árbol de La Maternidad; luego pasarán a ser rojizos...  Ciertamente ese árbol conjuga muy bien con ese precioso rincón modernista del ámbito de La Maternidad.




Los frutos son "sámaras" de unos 5 centímetros de longitud con la semilla en su parte central. Vemos aquí, aún verdes, los racimos...



 ....y los frutos. estos son de uno de los árboles de Monjuich:



  Luego toman un color rojizo... Tanto los racimos:


   como los frutos... Eston son de la comarca del Alt Camp... 


Y los ailantos, antes con unas manchas amarillo-verdosas, pasan ahora a estar adornados por grupos de frutos de tono rojizo; vemos ahora un gran ailanto situado en Les Corts de Barcelona, e incorporado al blog de Julio de 2016:



El ailanto es un árbol invasivo que coloniza diversos ambientes y que en particular se asienta, mediante rebrotes radicales, en márgenes de carreteras y caminos:   Vemos ahora un conjunto de esos rebrotes junto a un camino de la  sierra de Collserola



Las hojas son compuestas,  muy largas: hasta de un metro. Tienen de 10 a 30 foliolos de unos 10 ó 12 centímetros cada uno. Elípticos. Si se aplastan producen un olor desagradable.

Esta es una de esas largas hojas, con sus numerosos foliolos. Es una hoja "paripinnada": con un número par de foliolos. Foliolos grandes, de bordes enteros, de un color verde más claro que oscuro... Pertenece a uno de esos arbustos de ailanto, situados en la Carretera de Les Aigües en Collserola


Pero veamos ahora un grupo de hojas más amable: más pequeñas; de un verde más claro: son las hojas surgidas muy abajo, casí junto a la raíz (fotos incorporadas también en 07/2016)







Aqui, a la derecha, otro bonito ailanto situado también en el parque de la Maternidad...



Vemos, por último, un ailanto plantado, como muchos otros, en una calle del Eixample de Barcelona.      En efecto, es un árbol muy utilizado ya en nuestras calles, por su resistencia a los ambientes difíciles...
Pues sí: aquí tenemos otro de esos ailantos del Eixample, ya maduro, ciertamente bien desarrollado... Con sus frutos todavía verde-amarillos.


7 comentarios:

  1. Este arbol tan esbelto, esconde un secreto en su interior: Su sangre, su savia, es la laca. Maravillosa substancia , cuando está bien empleada...El artista es importante , pero sin alianto, o ärbol del cielo, o rhus vernicífera...no hay laca. Me nació uno en un jardin incipiente que cuidé en Puerta de Hierro en Madrid en el palacio de los Príncipes de Baviera cuando tenía 25 años,y pensé , sin conocer su nombre, que el cielo me había hecho un gran regalo.Desde entonces observé que nacía espontáneo en cualquier parte del mundo, incluida mi terraza de Huelva, y es que o sus semillas en forma de sámaras vuelan por sí mismas, o los pájaros les ayudan...Poco después de nacer el arbolito. la casa pasó a ser residencia oficial del embajador de Japón y ya no volví a verlo, pero sí es coincidencia que el alma del arbolito fuera precísamente la esencia de la más bella representación del arte japonés: La Laca. Muchas gracias por sus bellas fotografías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Felicitas, por tu amable e interesante comentario.
      Saludos

      Eliminar
  2. Lamento decir que el ailanto es una especie invasora, que perjudica los ecosistemas y que hasta el momento no hay for de parar semejante plaga. Su comercio y tenencia ya estan prohibidos

    ResponderEliminar
  3. Sabes si el arbusto de ailanto tiene sus hojas en otoño de color rojo? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, las hojas de ailanto se ponen amarillas en otoño, pero el zumaque q es pariente del ailanto, se le ponen las hojas rojas

      Eliminar
  4. No me agrada la forma de calificar al ailanto como invasor. Acomoda los terraplenes y ayuda. Ahora bien, está más prohibido plantar coca, marihuana o ailanto?

    ResponderEliminar
  5. Pues está Madrid plagadito de ailantos en sus aceras, especialmente en la zona de Juan Bravo.

    ResponderEliminar