Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

martes, 25 de abril de 2017

Cerezo de flor japonés (Prunus serrulata)

El cerezo de flor japonés, también llamado "cerezo del Japón", "cerezo oriental", "cerezo de flor", etc..., es uno de de los elementos más bellos de los jardines de todo el mundo. Árbol -arbolillo, más bien- de espectacular floración primaveral. Está plantado en muy diversas calles de Barcelona.


Plantado desde en las más aristocráticas y sofisticadas vías, como los "serrulata" de la calle Joan d'Alos, en Pedralbes (junto al simpático restaurant "El jardín de la Abadesa"), uno de los cuales vemos aquí, y hemos visto ya sus flores... 


hasta en las más sencillas calles de "Nou Barris", bien por encima de  "La Guinegüeta", por ejemplo éstos otros de la calle "Briquets" cerca ya de Torre Baró, en la cresta de Collserola:

G

Vemos que se trata de árboles pequeños, de hasta 6 u 8 metros de altura, con ramas rígidas y ascendentes que dan lugar a unas copas redondeadas hacia arriba.

Sus troncos, son rectos, con la corteza surtida de verrugas, de color marrón claro: aquí el inicio de la copa de uno de los de Pedralbes:   



                                                                                                                                   Y, a la izquierda, el tronco de un serrulata de la calle "Anglesola" en el barrio de Les Corts, cerca de la Plaza de la    Concordia                                                                Desde luego es un tronco bien recto, pero quizás no cabe generalizar la idea de corteza marrón clara; en este caso es más bien gris oscura... 
Las hojas son simples, ovadas o, más bien, "oval-lanceoladas", con nerviación muy marcada y color primaveral y estival verde brillante. Surgen de las ramillas en modo alterno. Los peciolos son cortos:

Vemos otras varias hojas; no son "enteras" sino que su borde tiene un mínimo aspecto aserrado, en ocasiones doblemente aserrado.


Es una planta caducifolia; en Otoño, las hojas, antes de caer, adquieren unos preciosos colores amarillentos, ocres, marrones claros, etc.: aquí vemos algunas de esas hojas, entonces preciosas:


Pues bien: las flores tardías acompañando a las hojas prematuramente otoñales, crean unos conjuntos de gran belleza:


De ordinario, las flores se asocian en racimos de entre 2 y 5 ejemplares; muchas veces en la confluencia, en el nacimiento de las ramas:


                               Y, muy habitualmente también, a lo largo de las ramas ascendentes.                                       A la izquierda vemos una de esas ramas. Es un ejemplar situado en una de las sencillas zonas ajardinadas de la Avenida Mistral, de Barcelona.                                                                      Podemos comprobar  cómo el color de las flores varía de unos ejemplares a otros: de hecho, varía desde el blanco al rosa-púrpura que vemos aquí.


Algo más claro, más sencillamente rosa, es el color de las flores de otra rama de un árbol de la Avenida Mistral


Ahora un conjunto de flores arracimadas en varios racimos bien numerosos. llama mucho la atención la desproporción entre el porte de estos cerezos, como hemos dicho, más bien"arbolillos", y la potencia de sus flores:


Volvemos a uno de los árboles de "Nou Barris"; de la calle "Briquets". Veréis cómo las flores cubren las ramas desnudas, es decir: surgen antes que las hojas o, al menos, con mucha más potencia. Es este un barrio amable: fijaros en cómo este florido árbol está como haciendo guardia a una pequeña imagen de la Virgen del Rosario, instalada en la fachada de su casa por un vecino...


Lo vemos un poco más de cerca; fijaos en que es un barrio que merece más atención por el Ayuntamiento y las compañías eléctricas: los propitarios de las casas (al menos de la de la Virgen del Rosario) van muy por delante... en estética y estima de su barrio.


Por último, un primer plano de una de esas grandes rosas. La belleza de estas flores ha dado lugar a que se hayan obtenido diversos "cultivares". El más afamado es el llamado "Kwanzan"; variedad a la que pertenecen  la mayoría de las flores de esta entrada del blog y, en particular, esta:


Rosa verdaderamente preciosa...
















No hay comentarios:

Publicar un comentario