Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

lunes, 31 de octubre de 2016

Pata de Vaca; Pezuña de buey. (Bauhinia forficata)

La "Pata de vaca", "pezuña de buey", es una planta de origen sudamericano, caducifolia, cuyas hojas tienen una forma similar a la huella que dejan las vacas al caminar sobre la tierra, de ahí proviene ese peculiar nombre común. Aquí vemos, en efecto, una de esas hojas:


Y, aquí, más de cerca, otras hojas... 


Se trata de unos árboles de unos 5 ó 7 metros de altura, de amplio ramaje que da lugar a unas copas redondeadas aunque irregulares. He aquí un ejemplar bien desarrollado del jardín de Villa Amèlia, en Barcelona:




A la derecha, un ejemplar más pequeño, situado  en un reducido pero simpático jardín del Santuario de Santa Gemma. 


Es una foto aparentemente confusa: es un árbol muy moteado por manchas blancas: luego veremos que esas manchas blancas son flores grandes, blancas, clásicas de estas "bauhinias" 



El tronco de estos árboles, leñoso, se ramifica en ramas arqueadas y espinosas que forman una copa de entre tres y seis metros de diámetro. 





La corteza de tronco y ramas, si bien es lisa y de color grisáceo en su juventud, posteriormente se fractura notablemente y pasa a un color más pardo como vemos en el ejemplar de  Villa Amèlia

Ahora vemos varios ejemplares más, embelleciendo una plazuela de la calle Bilbao de Barcelona, y dando sombra a un parquecillo infantil. Todos estos ejemplares están muy inclinados: supongo que a consecuencia de alguna irregularidad sobrevenida en el terreno. Por otra parte, se manifiesta el ellos la citada irregularidad de las copas :


Las hojas, bien pecioladas, son bilobuladas: constan de dos lóbulos de forma oblonga:




Son hojas simples, de color verde medio en el haz y más claras todavía en el reverso.



Se disponen en las ramillas en forma alterna: esta foto de la derecha es muy característica.



De nuevo vemos, más de cerca, la peculiar estructura de las hojas y su nerviación; y las notables fracturas que presenta la corteza de las ramas: 


Las flores varían de color según variedades. La más típica es una flor blanca de largos pétalos

Aquí tenemos éstas: del árbol de Santa Gemma, resultan un poco confusas al estar rodeadas de restos ya secos de otros elementos complementarios a la flor... 


                                                                                Sí, la verdad es que el conjunto de flores y otros elementos no queda especialmente armónico...                                                                                              Pero se perciben claramente los cinco largos pétalos y los estilizados estambres. 

                                                                                        Una tercera flor blanca, también ya algo deteriorada...




Cuando están en "buena forma" se las compara con las orquídeas...

En el género "bauhinia" se agrupan unas 200 especies de árboles y arbustos. Si bien las más "famosas" son las "forficata", algunas de esas otras especies se han adaptado también a nuestros jardines: de hecho, es el caso de nuestros árboles de la calle Bilbao: se diferencian claramente de las "forficata" por sus flores. En efecto: la siguiente fotografía es de una preciosa flor de uno de los árboles de la calle Bilbao.


Y ésta, también preciosa, morada, es asimismo de uno de los ejemplares de ese mini-jardín:


Y aún una tercera flor de uno de esos árboles: se contemplan claramente los pétalos -bien distintos de los de las "forficata"- los estambres, etc.


Se trata probablemente de un híbrido denominado "Bauhinia x blakeana", híbrido procedente del Botánico de Hong Kong (cfr. "guia" de Tony Rusell); hibridos que en Barcelona hemos recibido, con poco acierto, como si fueran "forficata" 

Volvemos a nuestro árbol de Santa Gemma: como os comentaba, las flores blancas son muy abundantes y se sitúan en cualquier punto del árbol. Esta es una fotografia parcial de ese árbol:


El fruto de la pata de vaca es una legumbre pequeña, muy plana, dehiscente, es decir que al madurar se abre y libera las semillas: ahora vemos algunas de ellas... 


Pequeñas legumbres aplanadas que empiezan siendo verdes... 


...y  pasan al pardo o marrón al madurar 


Acabamos con una última visión de una de las bauhinias "forficata" de Villa Amèlia:


Se denomina también a estas bauhinias como "Falsa caoba" y "Arbol orquídea".
Este árbol es muy utilizado por el hombre. Se le considera una "planta medicinal", ya que sus flores y hojas pueden utilizarse para el tratamiento de algunas enfermedades. Su madera es útil en construcción...


No hay comentarios:

Publicar un comentario