Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 30 de julio de 2011

Abeto. Avet. (Abies alba)

El abeto común o abeto blanco, "avet" en catalán, es árbol de la familia de las "pináceas". Procede de las regiones montañosas de la Europa central.  


Su porte es piramidal, su tamaño, medio o elevado: entre 20 y 50 metros; puede alcanzar los 60 metros de altura. Se trata de una de las más nobles coníferas. Sus ramas, más
cortas conforme se asciende, tienden a orientarse hacia abajo.

Este pertenece al "abetar",       "l'avetosa" de Campelles.

Se trata de un notable bosque se abetos situado en la vertiente norte de la sierra de Mogrony...:



Pero veamos ahora un "abetal" en plano invierno. Impresionante el vigor de la naturaleza en esa estación. Esta "avetosa", está situada en Espot, bajo el "Pui de Linya" en el Pirineo catalán. (Me facilita esta fotografía Josep Mª Corbella, primo mío y gran fotógrafo)


Famosa es también la "avetosa" del Montseny: podemos ver en la siguiente foto, también invernal, cómo, el bosque de abetos se distingue por su oscuro colorido del bosque de hayas, de color claro, sin hojas en esa estación, con quien comparte el protagonismo de esta zona del Parque Natural:


 Vemos un par de grandes ejemplares de la zona de Campelles...: a sus pies hay coches aparcados.  Los abetos son longevos: pueden superar los 300 ó 400 años de vida


Otra toma invernal, de Josep Mª, también del valle de Espot, en la zona del "estany" de Ratera:


Evidentemente los abetos son árboles recios que soportan grandes inclemencias del tiempo.




Veamos ahora, un joven y esbelto abeto del Montseny. 



De hecho, en Cataluña, la mayor población de abetos está en el Pirineo, pero, como hemos visto, se dan también en el Montseny...









Este es el tronco de un gran ejemplar:



Son troncos rectos, cilíndricos, esbeltos. La corteza es lisa al inicio, y se agrieta con el paso de los años, como vemos. Primero es gris clara, casi plateada, luego se oscurece...     

 Los bosques de abetos generan un sotobosque muy poco poblado a consecuencia de su notable oscuridad...: 


Las hojas del abeto son "linéales", aciculares, con su término redondeado. Miden entre 1,5 y 3 centímetros. 


El haz es verde brillante; el envés está recorrido por dos rayas blanquecinas. Se insertan directamente sobre las ramas. Son hojas muy persistentes: pueden llegar a vivir hasta 6 u 8 años.



En Primavera surgen los brotes tiernos; mucho más claros, casi amarillos. En el extremo de las ramitas; los vemos, algo ampliados:


Y, como habéis visto, aparecen también las flores masculinas. Asociadas en inflorescencias de color marrón, como bolsitas: con innumerables granos de polen. Otros brotes e inflorescencias: 


Ampliamos un poquito más esa fotografía:


Vemos así también más de cerca las hojitas del abeto, con sus líneas blancas en el envés...



Los frutos del abeto son piñas leñosas que se sitúan erguidas sobre las ramas superiores del árbol. Se distinguen así de las piñas de la pícea -abeto rojo- que son colgantes... Este abeto de la derecha está en Ribes de Fresser; en la siguiente foto vemos más de cerca sus piñas...



Si ampliáis esa fotografía las veréis mejor...


Acabamos con otra vista de la "avetosa" de Campelles, en la vall de Ribes:


domingo, 24 de julio de 2011

Espinillo. Parquinsonia. (Parkinsonia aculeata)

El espinillo, llamado también "parquinsonia" es una árbol caducifolio de origen mejicano utilizado en nuestros jardines por la gran belleza de su floración y por su notable porte. Vemos aquí un pequeño ejemplar, lleno de flores, precioso, situado en la Plaza Lesseps de Barcelona, llena de obras..., como siempre.
                                                Incluso sin sus preciosas flores es un árbol "alegre", que permite el paso de la luz y del sol: vemos ahora otro ejemplar por la zona de la Villa Olímpica.


Este otro espinillo está situado en la calle Londres, también en Barcelona.


Tienen un tronco más bien recto con una corteza gris aunque con cierto tono verdoso, al igual que las ramas, como vemos...
Vemos que las ramas son muy ascendentes. Las hojas con compuestas; con multitud de foliolos muy pequeños. Sorprende la longitud de esas hojas, que dan al árbol una sensación de desorden, de caos...

Efectivamente las flores son bien bonitas: amarillas, un poco desordenadas también, llamativas; vemos ahora algunas de ellas, abiertas; otras están todavía dentro del capullo dispuestas para salir, 

Vemos una, más de cerca. Su brillante color amarillo queda matizado por alguna zona más bien roja. (Ampliad esta foto y veréis muchos detalles de esa original flor)





















Los frutos son unas legumbres alargadas primero verdes...




...legumbres que van pasado a color pardo-claro conforme avanza el proceso de maduración del fruto y sus semillas
























Árbol luminoso pero que, en días oscuros, en otoño, puede aparecer también bastante lóbrego, como éste de la "Ronda del mitg" de Barcelona:


Acabamos con una nueva visión, primaveral, pero aún sin flores, del éspinillo próximo a la Villa Olímpica. Gozamos de la suave sombra de esta copa junto con el señor de la gorra roja...



Estos árboles, tan pacíficos y vistosos en Barcelona, por lo visto crean graves problemas en Australia: se trata de un árbol invasivo, que va ganando terreno y que genera zonas -bosquecillos de arbustos- de acceso impracticable, para hombres y animales:  En  Australia han tenido que "importar" varios insectos que puedan actuar de depredadores de esta planta...



domingo, 17 de julio de 2011

Álamo.Àlber. (Populus alba)


El álamo, àlber en catalán, es uno de nuestros clásicos árboles de ribera. Se trata de un elegante árbol de hoja caduca, que llama la atención por su colorido blanco o casi plateado. Puede alcanzar los 25 ó 30 metros de altura.



El de la fotografía de la derecha está situado cerca de Ripoll.

Por su bello porte se utiliza también en jardines, tales como éste de la Facultad de Derecho de la Diagonal de Barcelona.

Es un árbol de amplia copa, algo irregular. Su crecimiento es rápido.





Se planta también en las calles de las ciudades, formando alineaciones, como esta de la calle Tarragona...


Su tronco, especialmente cuando es jóven, y sus ramas tienen la corteza lisa, de un color gris muy claro, como vemos en el ejemplar de la foto de la derecha.

El tronco es recto, columnar...

Las hojas del álamo pueden ser de distintas formas: hay diversas "variedades" dentro de esta especie. 






Pueden ser redondeadas, lobuladas o muy divididas como las de esta foto, que son hojas muy jóvenes...   

Lo más característico de las hojas del álamo es la diferencia de color del haz y el envés: el haz es verde oscuro; el envés, muy claro: casi blanco, a consecuencia de una pelusilla blanca, muy tupida. Vemos primero el haz de estas hojas, oscuro...


   Y luego el envés, casi blanco,



Antonio Machado, el gran poeta castellano, estimaba estos árboles: probablemente recordaréis estos versos que les dedica:

<<He vuelto a ver los álamos dorados,
álamos del camino en la ribera
del Duero, entre San Polo y San Saturio,
(...)
¡Álamos del amor que ayer tuvisteis
de ruiseñores vuestras ramas llenas;
álamos que seréis mañana liras
del viento perfumado en primavera;
álamos del amor cerca del agua
que corre y pasa y sueña,
álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vais, mi corazón os lleva!>>






No disponemos de fotografías de esos álamos de Machado; pero aquí tenéis los álamos de la ribera, ya que no del Duero, de un precioso lago del Turó Park...









Y aquí están los álamos dorados... otoñales. En medio de la ciudad:






Vemos alguno de ellos más de cerca. Se entiende que Machado se extasiase con ellos





          Árbol de hoja caduca, que mantiene su atractivo en los meses invernales y que en la primera primavera será, efectivamente, lira del viento perfumado...

jueves, 14 de julio de 2011

Ailanto. Árbol del cielo. Vernis del Japó. (Ailanthus altissima)


El ailanto, vernis del Japó en catalán, es una árbol caducifolio, originario de China, pero bien adaptado a nuestro pais.










Se ha plantado en parques y jardines, como este de La Maternidad, de Barcelona...





Este otro ejemplar está en la falda de Montjuich.


Es un árbol que puede llegar a una altura de unos 20 ó 25 metros. Su copa es poco densa, como podemos observar... 


Vemos ahora el tronco de ese ailanto, tronco recio, recto y con corteza grisácea con estrías verticales

Las flores son muy pequeñas; se agrupan en racimos. He aqui uno de esos grupos de flores:

  



En primavera los ailantos, tras la floración, se llenan de frutos, que forman grandes racimos; primero amarillo-verdosos, como vemos a la derecha en el árbol de La Maternidad; luego pasarán a ser rojizos...


Los frutos son "sámaras" de unos 5 centímetros de longitud con la semilla en su parte central. Vemos aquí, aún verdes, los racimos...



 ....y los frutos. estos son de uno de los árboles de Monjuich:



  Luego toman un color rojizo... Tanto los racimos:


   como los frutos... Eston son de la comarca del Alt Camp... 


Y los ailantos, antes con unas manchas amarillo-verdosas, pasan ahora a estar adornados por grupos de frutos de tono rojizo; vemos ahora un gran ailanto situado en Les Corts de Barcelona, e incorporado al blog de Julio de 2016:



El ailanto es un árbol invasivo que coloniza diversos ambientes y que en particular se asienta, mediante rebrotes radicales, en márgenes de carreteras y caminos:   Vemos ahora un conjunto de esos rebrotes junto a un camino de la  sierra de Collserola



Las hojas son compuestas,  muy largas: hasta de un metro. Tienen de 10 a 30 foliolos de unos 10 ó 12 centímetros cada uno. Elípticos. Si se aplastan producen un olor desagradable.

Esta es una de esas largas hojas, con sus numerosos foliolos. Es una hoja "paripinnada": con un número par de foliolos. Foliolos grandes, de bordes enteros, de un color verde más claro que oscuro... Pertenece a uno de esos arbustos de ailanto, situados en la Carretera de Les Aigües en Collserola


Pero veamos ahora un grupo de hojas más amable: más pequeñas; de un verde más claro: son las hojas surgidas muy abajo, casí junto a la raíz (fotos incorporadas también en 07/2016)







Aqui, a la derecha, otro bonito ailanto situado también en el parque de la Maternidad...



Vemos, por último, un ailanto plantado, como muchos otros, en una calle del Eixample de Barcelona.      En efecto, es un árbol muy utilizado ya en nuestras calles, por su resistencia a los ambientes difíciles...
Pues sí: aquí tenemos otro de esos ailantos del Eixample, ya maduro, ciertamente bien desarrollado... Con sus frutos todavía verde-amarillos.