Árboles con alma


Mi abuelo, ilustre abogado y popular poeta costumbrista altoaragonés, publicó en 1935 una poesía en homenaje a los árboles dedicada a los niños. Se trataba de un poema sencillo, pedagógico, amable: a continuación transcribo la primera estrofa:

"La cuna en que nuestra madre / nos mece en la edad primera, / la lumbre de los hogares / de las risueñas aldeas, / el techo que nos cobija, / los muebles que nos rodean, / las flores que nos perfuman, / los frutos que nos sustentan, / los libros en que estudiamos / y el arca en que nos entierran; / son producto de los árboles / que véis crecer por doquiera" ...

Pues bien, el objeto de este blog es unirme a ese homenaje y dar a conocer los árboles ya que no con versos míos, con fotografías mías... Y con poemas acerca de los árboles de autores consagrados. Por cierto, el resto de la poesía de mi abuelo podéis leerlo en la entrada "Los árboles" de este blog.

sábado, 29 de diciembre de 2012

Cóculo. Cocul. (Cocculus laurifolius)

El cóculo es un árbol de hoja perenne, originario del Este de Asia. Se empezó a plantar en nuestro pais, aunque no masivamente, en el siglo XIX. Éste está situado en el parque de La Ciudadela, de Barcelona:


Son árboles de copa redondeada, amplia, densa. Pueden llegar a medir unos 12 ó 15 metros de altura. También estos dos grandes ejemplares, que vemos entre brumas, se encuentran en ese parque.

  
Este tercer ejemplar es ciertamente curioso; es un cóculo catalogado por el Ayuntamiento de Barcelona y muy protegido: es un árbol de cerca de 100 años. Está situado en la plazuela que hay delante de la Clínica Corachán... Enmarcado por dos grandes pinos
 
 
 

 


Árbol que precisa de un particular apoyo: ese conjunto de cables que fijan sus ramas... En efecto, sorprende el esfuerzo de los jardineros para que se conserve...
 
 
 
 
  




Sus troncos son recios, muy gruesos: casi desproporcionados con el tamaño de la copa. Son troncos tortuosos, que se bifurcan enseguida, de corteza más bien lisa:






Las hojas, simples y alternas, como vemos, son de color verde intenso por ambas caras.



Miden unos 12 ó 15 centímetros de longitud. Son ovaladas, acuminadas (o sea: acabadas en punta aguda), con peciolos cortos, de borde entero...



Además del nervio central, estas hojas tienen dos largos nervios que "resiguen" a unos pocos milímetros los bordes. Son unas hojas muy facilmente reconocibles.

  
Al fin de la Primavera surgen las flores, en las axilas de las hojas. Son unas flores muy pequeñitas, situadas en racimos...
 
 
    Son de color verde muy claro. Se trata de flores poco "relevantes", minúsculas.
Los frutos, que muchas veces no se producen, son unas pequeñas drupas de, más o menos, un centímetro de diámetro, que pasan del verde al negro al madurar. Aquí las vemos aún verdes...
 
 
 
 Terminamos volviendo a los dos grandes cóculos de La Ciudadela..., ahora sin brumas.
  
 

sábado, 15 de diciembre de 2012

Azahar de la China. Pitòspor (Pittosporum tobira)


El azahar de la China, o pitosporo, es una planta procedente de Japón y Extremo Oriente, cultivada de forma intensa en nuestros jardines, especialmente en los próximos al mar. De ordinario es una especie arbustiva pero puede llegar a ser un árbol de 6 u 8 metros.









Se trata de una planta de hoja perenne con pequeñas y preciosas flores blancas y amarillas. Con mucha frecuencia se utiliza formando setos: por su densidad consigue rincones que mantienen la intimidad.

Ese pitosporo arbustivo, está situado en Sarrià, en el jardín de la Masia de Can Senmenat. El siguiente, en cambio, es un "gran" árbol -al menos, un árbol de altura no despreciable- del parque de la Ciudadela, también en Barcelona...


Con frecuencia se encuentra en medio de la ciudad, en pequeños jardincillos, como este de la calle Dr. Roux. Que luego volveremos a ver...






 


Este es el notable tronco de un pitosporo situado en la Universidad de Barcelona. Son árboles recios, resistentes.





Su corteza es relativamente lisa, de color pardo.








Las hojas son ovales, coriáceas, de color verde oscuro y brillante por el haz y más claras por el envés.






Las flores son muy olorosas. De color blanco que vira al amarillo. Según vemos tienen 5 pétalos.




Son muy vistosas; aparecen en inflorescencias muy numerosas que embellecen notablemente la planta.


Vemos ahora, por ejemplo, el árbol de la calle Dr. Roux, con sus flores...

 
Y,  vemos más de cerca, cómo esas inflorescencias del tipo denominado "corimbo" son muy numerosas y agradables a la vista.
 
  
Los frutos son unas cápsulas redpondeadas de unos 10 ó 12 milímetros de diámetro que, al madurar se abren dejando a la vista sus semillas. Son de color verdoso...
  
  
... pero muchas veces, antes de su total maduración se tornan pardos
 
  
Las semillas, de un bello color rojizo, están recubiertas por una lámina de sustancia resinosa, pegajosa...
 
 
Los frutos abiertos y sus semillas tienen un aspecto original aunque poco atractivo, extraño...
 
  
 Terminamos incluyendo la fotografía de uno de los "pitòspors" del jardín de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona.
 
 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Alcanfor. Camforer. (Cinnamomun camphora) )


El "alcanforero", árbol del alcanfor, "camforer", en catalán, es un árbol de hoja perenne y de gran porte: puede llegar hasta los 25 metros de altura. Este está situado en Montjuich, en el antiguo Jardín Botánico de Barcelona. 


Se trata de un árbol de amplia y frondosa copa, globosa; de magnífica sombra. Su aspecto es luminoso. Es de origen asiático, en particular de China, Japón y Taiwan. Vemos ahora ese ejemplar desde el ángulo opuesto,


Este otro alcanfor, también muy grande, está en Madrid, en el Real Jardín Botánico, casi en su límite: detrás se vislumbra uno de los cedros del Paseo del Prado...:





Este tercer ejemplar se encuentra en el jardín de la Universidad Central de Barcelona, excelente edificio historicista, de mediados del XIX,  que vemos a la derecha del árbol 





Son árboles de ancho y recio tronco, que puede bifurcarse desde abajo, como es el caso del de Montjuich. Es un caso bastante espectacular: cinco troncos unidos en uno...











La corteza es de color pardo grisáceo. Con notables surcos longitudinales
    Contemplamos ahora la "continuidad" del tronco con las raices, bien recias también, en este        ejemplar       

                                                                                                                                     Otro tronco muy representativo es el del árbol de la Universidad: tronco recio, con su corteza pardo-grisácea y sus fisuras longitudinales
Las hojas son alternas y tienen un largo peciolo. Son de forma oval, acabadas en punta. Llaman la atención sus tres nervios principales de los que surgen otros más pequeños. Son coriaceas. De color verde claro; muy brillantes: las hojas dan lugar a la particular claridad de estos árboles, 


En la primera Primavera nacen las yemas; aquí vemos una de ellas


Más adelante, en Mayo o Junio, aparecen las flores, muy pequeñas, de color blanco-crema, agrupadas en panículos. Aquí las vemos: son muy pequeñitas...


... pero muy abundantes: acentúan la luminosidad del árbol y le hacen tomar un color casi crema:


Los frutos son "bayas" de un centímetro de diámetro más o menos, verdes al inicio...


... más oscuras, conforme avanza el tiempo...


... y negras al final. Bayas que envuelven una semilla oleosa.


El alcanfor es un árbol muy longevo: se habla de ejemplares de más de mil años. Vemos, para acabar, el "camforer" de Montjuich, en diciembre, escoltado por un "ginkgo", amarillo, bien otoñal...


Por destilación de su madera y de su follaje se obtiene el "alcanfor", producto que se emplea en medicina por sus propiedades antisépticas y antireumáticas: hoy no obstante, el "alcanfor" se sintetiza en laboratorio.